El uso de las drogas con fines religiosos, iniciáticos y médicos, se remonta a mucho tiempo atrás. Sin embargo, el incremento de su consumo es un fenómeno reciente.

La guerra del opio del siglo XIX

A finales del siglo XIX, después de haber perdido las dos "guerras del opio" (1840-1842; 1856-1858) que enfrentaron a las grandes potencias coloniales, China vio cómo se extendía el uso del opio en todo su territorio, hasta el punto de que lo consumía más de un tercio de la población masculina adulta (alrededor de 25 Millones de personas). En 1906, China se convirtió en el primer productor de opio del mundo con 35.500 toneladas. En esta etapa, una gran mayoría de la población consumía opio.

El siglo XX : conflictos financiados por la droga

Una parte del dinero de la droga se destina a la compra de armas, financia conflictos armados, apoya movimientos terroristas y contribuye a la dominación de los pueblos en el mundo.

Las primeras medidas

En Francia, la legislación sobre sustancias venenosas es anterior a los convenios internacionales, puesto que sus raíces proceden de la antigua normativa sobre venenos. El primer texto importante es un edicto de 1682 que se aprobó tras una serie de crímenes por envenenamiento recriminados a la Marquesa de Brinvilliers, a Voisins y a Vigouroux. Este edicto imponía la conservación de sustancias peligrosas en lugar seguro.

A partir del 12 de julio de 1916, Francia se dota de una normativa destinada a prevenir y a frenar los destrozos causados por algunos estupefacientes. La lucha contra la drogodependencia y el tráfico de estupefacientes es un tema que está muy presente en los trabajos que se desarrollan en el seno de la Unión Europea. La primera tentativa de cooperación internacional, en cuanto a control de estupefacientes, tuvo lugar en 1909, con motivo de la celebración de la “Comisión del opio de Shanghai”, que reunió a 13 países, entre ellos, Francia. Esta comisión adoptó varias resoluciones encaminadas a eliminar completamente la producción y el consumo de opio, y permitió la celebración de la primera convención internacional del opio en La Haya en el año 1912.

Los convenios internacionales

Los años 60 ven cómo se agrava la situación y aumenta el consumo de drogas, tales como el LSD, las anfetaminas y el cannabis. Para contrarrestar este fenómeno, se firman varios convenios bajo los auspicios de las Naciones Unidas (ONU) :
   
  1961 : Convenio único sobre estupefacientes, mejorado mediante un protocolo firmado en 1972.
  1971 : Convenio sobre sustancias psicotrópicas.
  1988 : Convenio contra el tráfico ilegal de estupefacientes y sustancias psicotrópicas.
 

   
Estos convenios que suscriben la prohibición de la producción, el comercio, la posesión y el uso de drogas (salvo con fines terapéuticos) han influido también en las legislaciones nacionales de los países signatarios. Actualmente, nuestra legislación se rige por la ley de 31 de diciembre de 1970, actualizada después en varias ocasiones.

Hasta ahora, 160 países han ratificado el convenio de 1961, 149 países el de 1971 y 140  el de 1988.

Para lograr la fabricación de estupefacientes, se necesitan unos determinados
ingredientes. Se ha instituido un sistema de vigilancia y de control del tránsito de estos ingredientes para evitar que lleguen a manos de los traficantes.

 
























 
 
     
 
 
   

 
 
 
Parents Contre la Drogue (C) - Serge LEBIGOT